MENÚ

¿Por qué el estrés o la tristeza pueden causarnos un impulso por comer?

Publicado martes, 16 noviembre 2021
Comparte
Tema
Consultorio y dudas (Maldita Alimentación)

Quizás te haya pasado. Ante un episodio de estrés, de tristeza o algún otro malestar emocional, acudes a la comida como forma de afrontarlo y disminuir esa sensación. ¿Por qué ocurre esto? En gran medida por falta de otras herramientas para hacer frente a estas situaciones y porque comer nos da placer inmediato. Y puede ser un problema. Lo explicamos con más detalle.

La dietista-nutricionista especializada en trastornos de conducta alimentaria Mariana Álvarez explica a Maldita.es que las emociones y la alimentación están muy relacionadas. En su experiencia profesional, estas situaciones se deben "a que el comer nos produce placer inmediato y a que los alimentos estén disponibles prácticamente en cualquier momento o situación". Por ello, se puede caer muy fácilmente en la comida como forma de afrontar cualquier emoción.

Andrea Arroyo, psicóloga sanitaria y dietista-nutricionista y doctoranda en conducta alimentaria, indica a Maldita.es que se recurre a la comida porque esas personas "no tienen otro recurso de gestión emocional en su caja de herramientas y acuden al recurso fácil y accesible que es la comida". Este uso de la comida podría suponer un trastorno de la conducta alimentaria, aclara la experta.

Este mecanismo es un comportamiento de evitación. Para evitar enfrentarnos a situaciones negativas, la comida se utiliza como estímulo distractor que produce el beneficio de escapar de la situación negativa o estresante. "Escapamos de esas situaciones hacia otra que nos produce beneficio o refuerzo, dado que la comida es un reforzador fisiológico inmediato que produce ese placer", señala a Maldita.es José Alejandro Aristizábal, doctor en Psicología, investigador del comportamiento del consumidor y maldito que nos ha donado sus superpoderes. No obstante, la ansiedad puede producir el efecto contrario de no consumir alimentos, que también puede producir desórdenes de alimentación.

Por lo tanto, la comida se convierte en la sustancia que nos alivia y regula ante todo el abanico de emociones que vivimos a lo largo de nuestra vida. Pero no es únicamente el alimento. También el contexto y otras variables que acompañan al comer influyen en el refuerzo que encontramos al consumirla y el consuelo que da, añaden desde el centro de psicología y nutrición Cristina Andrades. Desde este centro aclaran que la ingesta emocional debe diferenciarse de una ingesta compulsiva y de atracones: "La cantidad de comida ingerida, la vivencia del momento de ingesta, la posterior culpa o sensación de descontrol, son algunas de las diferencias que nos indican ante que situación nos encontramos. De alguna manera, todos 'comemos emocionalmente' y encontramos gratificación y consuelo a través de la comida, sin que esto suponga una dificultad o alteración en nuestro día a día".

Blanca López Cabezuelo, psicóloga y analista de conducta que también nos ha prestado sus superpoderes, incide a Maldita.es que "cada caso es único, cada persona aprende y se mueve en el mundo como buenamente puede y en la mayoría de los casos todos buscamos estrategias para suprimir o dejar de experimentar ansiedad. La lucha de cada persona contra la ansiedad es una experiencia tremendamente desagradable para quien la vive".

En este artículo han colaborado con sus superpoderes los maditos José Alejandro Aristizábal y Blanca López Cabezuelo.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapppréstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.


Primera fecha de publicación de este artículo: 08/09/2021

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.