MENÚ

Qué son los ‘alimentos con calorías negativas’ y por qué, por sí solos, no son una opción para intentar perder peso

Publicado lunes, 10 enero 2022
Comparte
Tema
Mitos y bulos (Maldita Alimentación), Dietas y adelgazamiento (Maldita Alimentación)

Todo, absolutamente todo lo detox es un timo. Envolverte el abdomen en plástico, aunque te haga sudar más, beber agua con limón en ayunas o mudarte a una ciudad fresquita no va a ayudarte a adelgazar. Y si te han contado que las dietas alcalina, disociada o las que suponen reducir drásticamente las calorías son eficaces, en Maldita.es ya explicamos lo que significa: que un enero más, te la han intentado colar

No nos cansaremos de repetir que, si el objetivo es conseguir un peso saludable, lo ideal es mantener una alimentación que también lo sea y forme parte de nuestros hábitos del día a día. Es decir: buscar salud y no compensar excesos puntuales, los navideños en esta ocasión.

Ahora bien, dentro de una dieta sana, nos habéis preguntado por ciertos alimentos de los que, se dice, aportan ‘calorías negativas’ y que podrían ayudarnos a adelgazar. ¿Es esto cierto? 

Aunque existen productos con una baja carga calórica, alimentándonos exclusivamente de ellos no conseguiríamos los nutrientes suficientes para un adecuado estado de salud. Además, las evidencias científicas señalan que, aun con tal perfil nutricional, comerlos no nos haría adelgazar más que una dieta hipocalórica habitual (en la que, a lo largo del día, se ‘quemen’ más calorías de las que se consumen a través de la alimentación). 

Calorías negativas y balance energético negativo

Como explicaba en Maldita.es María González, presidenta del Colegio Profesional de Dietistas-Nutricionistas de Galicia (CODINUGAL), es importante tener en cuenta que, más allá de su aporte calórico, no todos los alimentos y nutrientes se digieren igual ni producen la misma saciedad

“El origen de sus calorías va a tener un papel importante en el aprovechamiento que hace nuestro cuerpo de ellas. Los alimentos mínimamente procesados en general son más difíciles de digerir”, añade la experta, lo cual hace trabajar más a nuestro cuerpo para aprovecharlos. Por ejemplo, según explica, un alimento que contiene un alto aporte de fibra requiere un mayor esfuerzo para su digestión y “parte de su estructura y, por tanto también de sus calorías, las eliminaremos con el tránsito intestinal”. 

En este sentido, se habla de alimentos que aportan calorías negativas cuando su aporte energético es tan bajo que el cuerpo consume más energía en masticarlos, digerirlos y almacenarlos (entre el 5 y el 10% del gasto energético total se invierte en ello, lo que se conoce como el efecto termogénico de los alimentos) que las que este proporciona. La teoría, por lo tanto, es que se puede llegar a perder peso comiendo cantidades considerables de estos productos. Sin embargo, esto es algo que, por el momento, no se ha comprobado en la práctica. 

Es cierto que existen alimentos que proporcionan muy pocas calorías (apio, pepino, zanahorias, sandía, tomate…) y, como el resto, requieren energía para su digestión. Como apunta la Clínica Mayo, esto significaría que es teóricamente posible que un producto tenga ‘calorías negativas’; sin embargo, señala que “no hay estudios científicos acreditados que demuestren que ciertos alimentos tienen este efecto”

Alimentarse tan solo de alimentos con calorías negativas no permitiría mantener un adecuado estado de salud

La Academia de Dietética y Nutrición de Estados Unidos coincide en que la idea de que el apio, la lechuga u otras frutas y verduras requieren más energía para masticar y digerir de la que realmente contienen, “se basa en ilusiones y no en investigaciones”. “Aunque muchas verduras y frutas pueden ser bajas en calorías o proporcionar una buena fibra dietética, no se equivoque: aún cuentan para la ingesta diaria y en realidad no son un alimento de ‘calorías negativas’”, señala en su página web.

Añade que intentar alimentarse solo de este tipo de comida no es una buena idea, porque “estos alimentos bajos en calorías y de origen vegetal son excelentes aportaciones a un plan de alimentación equilibrado, pero carecen de las proteínas y grasas adecuadas para ser la única fuente de nutrición”.

Es decir, esa lista de alimentos bajos en calorías es muy corta y los que incluye, “son muy poco tentadores, al menos considerados sin otros acompañamientos”, señala el dietista-nutricionista Juan Revenga en El Comidista. “Aunque es cierto que la composición de los alimentos [...] (y su mayor o menor procesamiento culinario) van a influir en el gasto calórico empleado en su utilización, resulta imposible en la práctica mantener un adecuado estado de salud comiendo solo alimentos como los anteriormente mencionados”.

En definitiva: no por consumir estos productos vamos a adelgazar, igual que no lo haremos por el mero hecho de vivir en un ambiente frío ni por comer frutos secos, como nos habéis preguntado en ocasiones anteriores: basarnos exclusivamente en un posible déficit calórico (en esta ocasión, en ciertos alimentos que lo favorezcan), ignorando el resto de factores o el aporte nutricional en su conjunto, “es simplemente banalizar el metabolismo”, según calificaba en Maldita.es la dietista-nutricionista e investigadora biomédica en diabetes y obesidad Diana Díaz Rizzolo.

“Seguir una dieta extrema basada en pocos alimentos puede hacer que el organismo pierda nutrientes importantes. La clave para perder peso con éxito es adoptar un estilo de vida saludable que incluye una dieta equilibrada y ejercicio regular”, recomienda Donald D. Hensrud, presidente de la División de Medicina Preventiva, Ocupacional y Aeroespacial y miembro en la División de Endocrinología, Diabetes, Metabolismo y Nutrición de la Clínica Mayo.

Este contenido es apoyado por la iniciativa “Alimentando el cambio” de ACTIVIA en el que Maldita.es colabora elaborando contenidos independientes según su metodología.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.