MENÚ

Mejor en la nevera que sobre la encimera: ¿por qué no debemos descongelar un alimento a temperatura ambiente?

Publicado martes, 23 noviembre 2021
Comparte
Tema
Seguridad y conservación de los alimentos (Maldita Alimentación)

“¡No puede ser! Se me ha olvidado sacar la dorada del congelador. Lo dejo encima de la mesa en vez de en la nevera, a ver si así llego a la hora de comer”. Seguro que más de uno nos hemos sentido reflejados al leer estas líneas; pero las prisas no son buenas, tampoco a la hora de descongelar un alimento. Nos habéis preguntado cómo es mejor o más seguro hacerlo, si a temperatura ambiente o en la nevera. De nuevo, como al conservar sobras y restos de alimentos, los huevos o cualquier brick de leche abierto, la refrigeración es nuestro mejor as en la manga.

De hecho, la recomendación de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), la mejor opción es descongelar los alimentos en la parte más fría de la nevera. Para ello, debemos ser previsores: sacar la comida del congelador con una antelación de al menos 12 horas y dejarla en la nevera sobre una bandeja que recoja el líquido que se genere (para evitar una posible contaminación cruzada). 

Salvo que lo indique el fabricante en el etiquetado, la descongelación a temperatura ambiente no es recomendable por la misma razón por la que no debemos conservar determinados alimentos fuera de la nevera: “A temperaturas entre 5 y 65ºC los microorganismos pueden reproducirse con mayor rapidez y se pondría en riesgo la seguridad del alimento”, recuerda la AESAN. Tras la descongelación, se debe cocinar y/o consumir los alimentos lo antes posible.

El microondas, la alternativa más rápida para descongelar (pero no la mejor)

Descongelar en el microondas sigue siendo mejor opción que esperar a que esto suceda a temperatura ambiente. ¿Ventajas? Es la manera más rápida. ¿Desventajas? No es homogénea. 

Si queremos lograr que el ‘deshielo’ ocurra de la forma más similar posible en todo el alimento, la AESAN aconseja utilizar la potencia más baja, cortar los alimentos en trozos pequeños (si es posible, al estar congelados), repartirlos sobre toda la superficie del plato y remover el contenido durante el proceso varias veces. “En este caso conviene cocinar inmediatamente estos alimentos, ya que alguna parte ha podido comenzar a cocerse”, añade la agencia.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) señala que, en caso de no tener claro el tiempo aproximado que tardará en descongelarse el alimento en cuestión, se debe revisar periódicamente el proceso de descongelado, para evitar que la comida se comience a cocinar.

Por último, hay alimentos que pueden cocinarse sin descongelar, como en el caso de verduras, hamburguesas o productos de pastelería. Eso sí, ‘los experimentos, mejor con gaseosa’: si vas a preparar la comida así, ten en cuenta que solo debe hacerse cuando así lo indique la etiqueta del producto y siguiendo las instrucciones de preparación.   

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.